Dolor de Piernas

Causas comunes

El dolor en las piernas puede deberse a un calambre en los músculos (también llamados calambres musculares) cuyas causas comunes son, entre otras:

  • Deshidratación o cantidades bajas de potasio, sodio, calcio o magnesio en la sangre.
  • Medicamentos tales como: diuréticos, que pueden hacer que la persona pierda demasiados líquidos o minerales.
  • Estainas, medicamentos que se usan para el control del colesterol, pueden causar lesión muscular.
  • Fatiga o distensión muscular por sobrecarga, ejercicio excesivo o por el hecho de mantener el músculo en la misma posición durante un período de tiempo prolongado.

Una lesión también puede causar dolor de pierna por:

  • Desgarro o estiramiento muscular exagerado (distensión muscular).
  • Fisura delgada en el hueso (fractura por sobrecarga).
  • Tendón inflamado (tendinitis).
  • Calambres en la pierna: dolor en la parte frontal de la pierna relacionada con sobrecarga o golpes repetitivos.

Otras causas comunes de dolor en la pierna son:

  • Ateroesclerosis que obstruye el flujo de sangre a las arterias. Este tipo de dolor llamado claudicación se siente generalmente al hacer ejercicio o caminar y se alivia con el descanso.
  • Coágulos de sangre en las venas (trombosis venosa profunda) debido al reposo prolongado en la cama, después de una cirugía, debido a un traumatismo o fractura, etc.
  • Infección del hueso (osteomielitis) o de la piel y el tejido blando (celulitis).
  • Inflamación de las articulaciones de la pierna por artritis o gota.
  • Daño al nervio: común en diabéticos, fumadores y alcohólicos (los síntomas abarcan adormecimiento, hormigueo o sensación de pinchazos con agujas).
  • Venas varicosas.

Las causas menos comunes son, entre otras:

  • Tumores o quistes benignos del fémur o la tibia (osteoma osteoide).
  • Medicamentos como alopurinol (para el ácido úrico elevado) y corticosteroides.
  • Enfermedad de Legg-Calve-Perthes: flujo sanguíneo deficiente a la cadera que puede detener o disminuir el crecimiento normal de la pierna.
  • Tumores óseos malignos (osteosarcoma, sarcoma de Ewing).
  • Dolor del nervio ciático (que se irradia bajando por la pierna) causado por un disco intervertebral luxado en la espalda.
  • Deslizamiento de la epífisis capital femoral que se observa generalmente en chicos y niños con sobrepeso entre 11 y 15 años de edad.

Cuidados en el hogar

Si hay un dolor de piernas por calambres o sobrecarga de la extremidad, primero se deben tomar las siguientes medidas:

  • Reposar tanto como sea posible
  • Elevar la pierna
  • Aplicar hielo por 15 minutos y repetirlo 4 veces por día, con más frecuencia en los primeros días
  • Estirar y masajear suavemente los músculos que presentan calambre
  • Tomar medicamentos para el dolor que no necesiten receta médica, como paracetamol (acetaminofeno) o ibuprofeno

Si el dolor es causado por venas varicosas, se puede sentir alivio levantando la pierna y haciendo compresión con vendajes elásticos o medias de soporte para várices. Si el dolor es producto de trastornos nerviosos o claudicación, se debe controlar la diabetes o eliminar el consumo de alcohol y tabaco, al igual que evitar el calzado que no ajuste bien.

Se debe llamar al médico si:

  • Se presenta inflamación o enrojecimiento en la pierna que duele.
  • Se presenta fiebre.
  • El dolor de piernas empeora al caminar o hacer ejercicio y mejora con el descanso.
  • La pierna se torna negra o azul.
  • La pierna está fría y pálida.
  • La persona está tomando medicamentos que pueden estar causando el dolor de pierna. NO se debe suspender o cambiar ninguno de los medicamentos usuales sin consultar con el médico.
  • Las medidas de cuidados personales no ayudan.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El médico lleva a cabo un examen físico, prestando especial atención a las caderas, piernas, pies, muslos, espalda, rodillas y tobillos.

Para ayudar a diagnosticar la causa del problema, el médico hará preguntas de la historia clínica tales como:

  • ¿Dónde exactamente se localiza el dolor?
  • ¿Tiene dolor en una o en ambas piernas?
  • ¿Cómo describiría el dolor? ¿Es un dolor sordo, agudo, severo, penetrante?
  • ¿Empeora en un momento particular del día como en la mañana o en la noche?
  • ¿Qué empeora el dolor? por ejemplo, ¿empeora el dolor por el ejercicio o después de haber estado de pie por largos períodos?
  • ¿Hay algo que alivia el dolor como elevar las piernas?
  • ¿Tiene otros síntomas como entumecimiento u hormigueo, dolor de espalda, fiebre, debilidad?

Los exámenes de diagnóstico que pueden realizarse son:

  • Arteriograma para verificar el flujo sanguíneo
  • Exámenes de sangre para enfermedades específicas
  • Biopsia de hueso si se observa un tumor en una radiografía
  • Gammagrafía ósea
  • Ecografía Doppler/duplex para buscar un coágulo de sangre o insuficiencia venosa
  • Resonancia magnética nuclear si se sospecha un tumor
  • Radiografía de la espalda o las extremidades

El tratamiento depende de la causa. Los medicamentos pueden ser analgésicos, antinflamatorios (AINES), anticoagulantes como Coumadin si hay un coágulo y otros. La celulitis y la osteomielitis se tratan cada una con antibióticos, pero esta última requerirá un uso más prolongado de los mismos.

Para el tratamiento de algunas causas de dolor de pierna, el médico puede recomendar fisioterapia y, en caso de una obstrucción arterial, puede aconsejar la inserción de un catéter con balón en la arteria para mejorar el flujo sanguíneo, en caso de venas varicosas tratamiento láser, escleroterapia o cirugía.

Prevención

Para prevenir dolor por  insuficiencia venosa y venas varicosas:

  • Ver venas varicosas

Para prevenir la claudicación y el daño al nervio:

  • No fumar ni usar tabaco.
  • Limitar la cantidad de alcohol que se ingiere.
  • Mantener los niveles de azúcar en la sangre bajo control si la persona tiene diabetes.
  • Reducir otros factores de riesgo cardíaco, como colesterol alto y presión arterial alta.

Para prevenir lesiones por sobrecarga, como calambres en la pierna, calambres musculares y otras causas de dolor de pierna, se recomienda:

  • Hacer calentamiento antes de la actividad física y refrescarse después de ésta, al igual que asegurarse de hacer estiramiento.
  • Tomar mucho líquido todo el día, especialmente antes, durante y después del ejercicio.