Tratamiento Médico

El tratamiento médico para las varices, a veces llamado conservador, debe asociarse con cualquier otra clase de tratamiento, y complementa los mismos. Es esencial para tratar y prevenir la aparición de nuevas varices.

Se fundamenta en tres pilares básicos:

t1

Medidas Posturales

La bipedestación, es decir el estar de pie quieto parado mucho tiempo, condiciona una mayor dificultad para el retorno venoso. La bomba muscular no actúa o lo hace insuficientemente. Se debe, por tanto, evitar permanecer de pie o sentado mucho tiempo. Siempre que pueda debe poner las piernas en alto y realizar ejercicio moderado (caminar, bicicleta, natación). En casos avanzados es recomendable la elevación de las patas de los pies de la cama, unos 10 cm. La hidratación y cuidados de la piel siempre son deseables, pero especialmente en pacientes con alteraciones de la misma, como la aparición de manchas o dermatitis.
t4

Medias Elásticas

También se denomina soporte elástico, y es la parte más importante del tratamiento médico. Contrarresta el aumento de presión que se produce dentro de las venas enfermas y favorece la ascensión de la sangre. Las medias elásticas producen un efecto directo al realizar presión sobre la extremidad, pero también actúan de soporte cuando se produce la contracción muscular, es decir, se camina o se hace ejercicio. Está demostrado que es el mejor tratamiento no quirúrgico para las varices. Hacen disminuir las molestias y previene nuevas apariciones. En el tratamiento con escleroterapia, cirugía, radiofrecuencia o Láser … mejora los resultados.
t6

Flebotónicos

Los medicamentos para las varices están considerados (Medicina Basada en Evidencia) de baja utilidad terapéutica, sin embargo se ha demostrado que en casos de varices con síntomas ligeros o moderados, contribuyen a su mejoría. La mayoría de ellos son derivados de plantas purificados (castaño de indias, vid roja, ruscus, sophora japonica…), con pocas contraindicaciones o efectos secundarios. Su efecto no inicia de inmediato, en general tienen que pasar varios días para empezar a sentir mejoría en los síntomas. Su médico le prescribirá el que considere más apropiado para usted. Los productos de herbolario dedicados a las varices no están considerados como medicamentos y en general son de venta libre. La concentración de principios activos suele ser muy baja, del orden de 10 veces menor que el medicamento de la farmacia, por lo que sus efectos son mínimos.